Parando El Queso

La pregunta más frecuente en relación de mi estilo de vida en mi dieta … Cómo lo haces? En el momento en que tomas una decisión y eliminas algo puede parecer imposible y francamente, simplemente no queremos rendirnos.

Decidí dejar de comer carne cuando tenía 17 años y me convertí en pescatarian. Rápidamente aprendí la pocas opciones y lo difícil que sería mantener mi nueva dieta. Con opciones limitadas, el queso se convirtió en mi comida favorita y lo comia en todas las comidas. ¡Me encantaba el queso, yo era una adicta al queso LOL! y pensé que no podría vivir sin el. Definitivamente comí queso 3 veces al día. De hecho, tendría queso frito, queso en mi sándwich, queso en mi ensalada, EXTRA queso pls!

Con el paso de los años, continué educándome sobre la salud y viviendo un estilo de vida holístico y natural. Lo mas profundo buscaba, lo más obvio era que el queso no era saludable, especialmente por lo excesivo que lo estaba comiendo. Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, nuestro consumo de queso por persona ha aumentado desde 1970 de 8 LIBRAS a 23 LIBRAS por año por persona.

Durante mucho tiempo, fui ignorante de algo de lo que estaba muy consciente y sí, ¡Me Encanto!

Aunque sabía cuánto queso estaba consumiendo, nunca intenté reducir mi ingesta ni siquiera detenerme.

En junio de 2017, mi madre Elsa, de 66 años, tuvo un desafortunado accidente cuando se desmayó en una calle de Nueva York. Poco después de llegar al hospital después de los exámenes iniciales, nos dijeron que habían dos tumores en su cerebro. Como pueden imaginar, es la peor noticia posible saber que la persona que más amas tiene una enfermedad que amenaza su vida. Te sientes impotente y todo lo que te gustaría hacer es mejorar la situación, para que puedas tener a tu madre para siempre. Lo único que quería hacer era quitarle la enfermedad. Salí a leer libros, busqué en Internet, hablé con los médicos y fue más evidente que las elecciones de alimentos que hacemos son un reflejo de nuestra salud. ¡Eso fue lo que prendio mis luz!

Decidí hacer un sacrificio en su nombre a Dios Yahweh por su salud a cambio.

Pensé? que sería extremadamente difícil, ¿qué me tentaría?  QUESO! Para algunos puede parecer una tontería, pero imagínese cortar algo que comes todos los días de tu vida haci de noche a la mañana. Hice justo eso. ¡Hice una promesa de que nunca volveré a comer queso nunca más! Me enorgullece decir que llevo 1 año y 6 meses sin queso. Nunca me olvidaré de compartir con ella que iba a hacer este sacrificio y ella no me detuvo, creo que estaba tan asustada como yo.  ¡Ahora que ya no está físicamente presente, sigo cumpliendo la promesa que le hice a mi madre! Sin saberlo, me ayudó a acercarme a un estilo de vida basado en plantas, sin saberlo, ¡ella me ayudó a ser vegana!

Mira, la cosa es que ir a base de plantas no ocurre de la noche a la mañana, ¡ni siquiera sucede en unos pocos meses! ¡Te puede tomar una década como me tomó a mí!  ¡Pasé de pescatariana a vegetariana a vegana desde 2007 a vegana en 2018!

No se trata solo de educarte a ti mismo, se trata de educarte a ti mismo constantemente.  ¡Las grandes empresas trabajan día y noche para asegurarse de que te llenen la mente con información como sobre por qué la leche es buena para usted! ¡Que los niños necesitan calcio! ¡Bueno para los huesos fuertes! Si escuchas algo suficiente, eres propenso a creerlo. “La leche te alimenta el cuerpo NO es ciencia”, ¡es COMERCIAL! – Dr. Milton Mills, MD

La realidad es que hoy en día hay más de 100 enfermedades relacionadas con los productos lácteos.

El 75% de la población mundial es genéticamente incapaz de digerir la leche. Un problema llamado “intolerancia a la lactosa”. No eres intolerante a la lactosa, simplemente no eres un vaca bebe.

Descargo de responsabilidad: La página web, el blog, las redes sociales y los videos de Miss Rehab Ramdass no deben interpretarse como consejos médicos. El contenido de este sitio y blog no está destinado a ser utilizado como un diagnóstico o tratamiento médico. La información proporcionada no pretende ser un sustituto del asesoramiento médico profesional.